domingo, 16 de julio de 2017

Nuestros amigos, nuestros hermanos, nuestros héroes

Foto Cortesía de Salvador Guevara

Les condecoraron el viernes 14, junto a ellos se reconoció el trabajo del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Cruz Verde, Comandos de Salvamento, Seguro Social, Policía Nacional Civil, Fuerza Armada, ANDA, Ministerio de Salud y FOSALUD.

Nuestros amigos, hermanos, nuestros héroes, estaban incluidos y entendería que fueron ellos en representación de los tantos que anónimamente, con solo una mascarilla apoyaron a los otros hermanos atrapados y afectados por el humo o las llamas en el incendio de la torre 3, del ministerio de Hacienda.

No tenían casco, no tenían guantes, no había mascarillas apropiadas, solo la voluntad de ser útiles, de servir, en ellos vemos experiencia y voluntad de servicio de toda la vida. Ese mismo viernes 14 crucé por las torres y el olor fuerte al plástico quemado aun estaba presente (8 días después el incendio). Imagino como habrá sido ese día, lo tóxico del humo espeso... No voy a escribir los nombres a propósito, nosotros sabemos quienes son. Les vemos todos los días, hemos cruzado saludo, palabras, hasta bromas con ellos. Son nuestros amigos, nuestros héroes.

Sería interesante que ellos dirigieran las brigadas que por ley deben existir, total ellos ya demostraron en la práctica su capacidad de autocontrol, de colaboración, de condición física y psicológica para ser útil en momentos extremos. Mi sencilla propuesta, que renuncien los de las "brigadas" que no tuvieron participación de apoyo en el incendio de la torre 3 del Ministerio de hacienda y dejen el espacio a nuestros hermanos, nuestros amigos, nuestros héroes.


lunes, 10 de julio de 2017

Les esperamos a todos...



Hoy fue lunes, el día finaliza, vimos a quienes tuvieron la dolorosa experiencia del viernes. Pudimos estrechar sus manos con fuerza, como nunca antes, les abrazamos con el cariño de siempre, sentimos la alegría de verles y poder decirles la alegría que nos causa verlos sanos y salvos.

Faltaron algunos, la ausencia más dolorosa Nubia, ya no veremos su sonrisa eterna, su amabilidad, su disposición de servir. Descansa en paz compañera. Faltaron quienes están en recuperación y no llegaron, pero llegarán mañana… también nos faltan los que pelean por su vida en el seguro social. Nos falta la sonrisa agradable y la voz suave de Rhina saludándonos cada día; nos falta Raúl sonriendo y saludando cada vez que nos cruzamos; extrañamos el paso ágil y siempre distraído de José Antonio, siempre pensando en algo nuevo. Nos Falta Dagoberto para poder bromear de que es por orden de estatura y como él es el más grande, le toca al final de la fila… nos faltan todos, nos faltan todas.

La lista se ha reducido, nos alegra que ya Roberto, Silvia, Wendy, José Luis, Evelyn, Max, estén con alta del seguro, que solo fue el susto del humo que tanto les afectó. Nos alegra eso.

Seguimos pendientes de quienes siguen ingresados… les esperamos…

Agradecemos a los que con uniformes de cuerpos de socorro llegaron, antes que las cámaras de televisión para trabajar, sin poses, sin la sonrisa ante el flash… los que los compañeros recuerdan con tanto agradecimiento.

A medida hablamos con ellos, conocemos la historia de cada héroe anónimo, de los héroes ajenos, pero también de los héroes y heroínas de casa, los primeros, llegaron a arriesgar su vida para apoyarnos; los segundos, surgieron con su natural liderazgo, siendo o no jefes, tienen conciencia de la importancia del ser humano, del empleado, de los compañeros y apoyaron a los uniformados para trasladar compañeros en camillas, para guiar a los más desorientados, en apoyar a los más nerviosos, para consolar...

En mi opinión lo acontecido el viernes, independientemente de su origen, y ante la confianza de que no ha habido mano criminal (lo cual sería realmente ruin, canalla), evidencia dos cosas: la falta de liderazgo en muchas jefaturas del ministerio de Hacienda y el valor que tiene el ser humano en El Salvador. Pero eso se evaluará en su momento, mientras, como dice el canto: todo va quedando en la memoria.

Ya llegarán los honores, no por el reconocimiento honesto de la capacidad de sacrificio, sino para destacar en las portadas, junto a ellos… todo se va quedando en la memoria.

Lo que hoy importa es decir gracias a los de casa y fuera de ella que arriesgaron su vida y dedicaron tiempo y esfuerzo para apoyar… lo que hoy importa, es que nuestros amigos vuelvan al seno de la familia hacendaria, de los que somos la familia, los que valoramos al ser humano, los que extrañamos la sonrisa de Rhina, Raúl, José Antonio, Dagoberto… de todos… A todos les queremos, a todos los esperamos

martes, 4 de julio de 2017

"...un pueblo que merece ser feliz"

Foto del Vaticano

Lo escucho del nuevo cardenal Rosa Chávez, en la misa que da en la Iglesia San Francisco, su parroquia.

Comparto totalmente su opinión, le veo enérgico, recargado, sólido en la voz...

Quien sabe a lo mejor ocurra el milagro y se convierta, ahora ya no como Obispo Auxiliar, sino como Eminentísimo Cardenal, en la nueva conciencia moral de este país.

No le conozco, no se quien es... yo me alejé de la iglesia desde hace mucho tiempo, conocí a uno de sus hermanos hace muchos años en circunstancias especiales, y no sabía que era su hermano. Luego varios años después a otro más que sí sabía era su hermano, pero a él no le he tratado nunca.

Le mencionan como valiente en la denuncia, y por lo visto en televisión, pareciera que un buen sector de la población estará atenta a su palabra.

Ojalá, porque como bien dijo, este es un pueblo que merece ser feliz, que dejemos de ser ya los tristes más tristes del mundo.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Aprenda usted Adulador

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua,
en Centroamérica el sinónimo es lambiscón.

“…Cuando los fiscales cuestionaron a Hernández por el uso de esos cheques, el titular de Penales les dijo que los pagos para servicios de inteligencia fueron autorizados por los ministros de seguridad David Munguía Payés, Benito Lara y Mauricio Ramírez Landaverde. Los tres funcionarios contestaron a la Fiscalía que nunca habían autorizado la emisión de tales cheques… Los fiscales, una vez más, entrevistaron a Hernández para que les mostrara algún comprobante de que los ministros habían autorizado los cheques, pero les contestó que no tenía. La razón, según Hernández, es porque los ministros autorizaban de forma verbal y no dejaban constancia por escrito”. (cursivo y negrita es propio) La Prensa Gráfica 31-mayo-2017


Estimado adulador, estimada aduladora ¿Se da cuenta del riesgo que está asumiendo hoy que como borrego o borrega solo sigue las órdenes sin respaldarse? Me atrevo a recordar lo que escribió un poeta en 1973 (más o menos):

“…Que lo piensen mucho,
pero entre tanto
que no se muestren sorprendidos
ni mucho menos pongan cara de ofendidos…”
(Los policías y los guardias – Roque Dalton García)

Porque aun, cuando no son balas las que tiraron a las espaldas del pueblo, ayudaron a quitarle educación de calidad a sus niños, salud a sus enfermos (realmente gratuita), trabajo a los jóvenes, vida a sus asesinados. Adulador (o lambiscón que es lo mismo) asuma su responsabilidad, usted es cómplice de los corruptos que, a costa de la miseria, de la inseguridad, de la salud, de la educación de los pobres, han crecido sus patrimonios y le han ayudado a usted con promociones y favores, es decir, le han permitido tomar las migajas que se desprenden de la mesa servida con dineros públicos.

Y usted periodista adulador, recuerde a otro poeta que antes de 1961 escribió:

“…Digan, griten, poetas del alpiste.
Digan la verdad que nos asedia.
Digan que somos un pueblo desnutrido.
Que la leche y la carne se la reparten
entre ustedes
después que se han hartado
los dirigentes de la cosa pública.

Digan que el rábano no llega
hasta las mesas pobres; que diariamente
mueren cientos sin asistencia médica
y que hay mujeres que dejan
la uva de su vientre
a plena flor de calle….”
(Patria Exacta – Oswaldo Escobar Velado)

Bueno aduladores, plumas vendidas y similares, no me hago ilusiones, pero se que al menos estos días andarán preocupados ante el temor de aparecer en una lista o mencionado por alguno que, acorralado, tenga que decir qué pasó y quienes participaron.

Y usted, desgraciadamente para usted y su familia, no tiene el abolengo de los miembros de partidos, camisetas sudadas, o parientes de los directivos que se protegen entre ellos más allá de la bandera (porque en lo ideológico son iguales todos).

Así es que aun cuando no aparezca mencionado en este momento, no se preocupe, tenga paciencia, a todo cuche le llega su navidad y ya merito llegamos a diciembre.





domingo, 28 de mayo de 2017

Nos han visto la cara...



La publicación de “El Faro” ”Los libros de las partidas secretas de los gobiernos de ARENA” muestra el abuso que se ha dado de los fondos públicos, entiéndase lo que usted, los demás salvadoreños y yo pagamos en impuestos.

El resumen cubre dos y medio gobiernos anteriores, lógico es preguntar ¿esa realidad sigue siendo actual?, ¿la contabilidad en casa presidencial sigue siendo de dos libros: el oficial y el paralelo? O incluso ¿el oficial y el invisible, que ya no se escribe?

¿Y los artículos 224, 228 y 230 de la Constitución? ¿Y el Art. 1 y el Art. 2? Ignorados totalmente por los presidentes, quienes son los primeros llamados a defenderlos, ¿acaso no es por su palabra de honor que juraron defender la Constitución? ¡Vergüenza para sus hijos!

El morbo político, que desde las redes sociales “dirigen” el pensar del ciudadano uniformado mentalmente, ha salido de inmediato en una de dos posiciones:
  1. “Allá están los ladrones, aquí los honestos” sin cuestionar, ni permitir cuestionar si esas acciones se siguen dando hoy por los que gobiernan y el robo sigue siendo resguardado en un libro paralelo o peor, sin registro alguno. Conclusión: ¡No permitamos que regresen!

  2. “Incapaces que gastan sin medida”, sin aceptar lo que hicieron sus antecesores en el mismo partido. Conclusión: ¡Hay que sacarlos del poder!

Y en este “sacarlos” o “evitar que regresen” nos damos cuenta que por años los unos nos han dicho que la situación económica pública es porque otros no pagan impuestos y los otros nos han dicho que es porque los unos gastan mucho dinero, y resulta que los unos y los otros gastaron sin medida y no pagaron impuestos. Como diría mi abuelita, ambos “nos han visto la cara”; y mientras la deuda del país crece, sus patrimonios también crecen, los servicios de calidad para los ciudadanos disminuyen.

Trato de hilar el impacto de esto, me doy cuenta que estos millones de dólares no solo “desaparecieron” del fondo general de la nación (la bolsa común a la que la Constitución ordena se sume todos los ingresos del Estado), que nunca cumplieron la misión que tenían (y que la constitución define), que no se pagaron impuestos por ellos ya que fueron fondos bajo la mesa, en fín, da la impresión que el país no tiene esperanza.

Cada día el listado de eventos de corrupción indican que lo que existe es una pila de porquería en el que están todos los políticos, todos los colores, todos… o quizás no todos: a lo mejor hay uno solo que se salva: el diputado cuya esposa recibió, por medio de una ONG a la que dirigía, más de medio millón de dólares, pero que él, al aprobar ese pago, no sabía que la esposa era parte de la ONG y, es posible, porque según veo y escucho en declaraciones que él mismo da en Televisión Legislativa, ha sido él quien ha más luchado porque el presupuesto de la fiscalía se aumente para poder investigar, entre otras cosas la corrupción.

¿Y por cierto? ante este volcán de miasma ¿Qué harán las instituciones que investigan?

domingo, 14 de mayo de 2017

Improvisando “soluciones”: Horarios escalonados



En la Universidad de El Salvador, quienes estudiaban en la facultad de ingeniería cursaban, en 1977, una materia llamada “Introducción a la Ingeniería” y entre otras cosas, enseñaban dos vitales: primera, “todo problema tiene solución” y, segunda “todo problema tiene más de una solución y su trabajo como ingeniero, es encontrar la óptima, la mejor”.

Recuerdo esto porque escucho noticias en las que se informa que, funcionarios gubernamentales, han encontrado la solución al tráfico vehicular desordenado, estresante y mortal en muchos casos, la solución es aplicar horarios escalonados, así, los estudiantes entrarán a las 7:00 a.m., los empleados públicos a las 8:00 a.m. y los empleados de la empresa privada a las 9:00 a.m. y con esto San Salvador, Mejicanos, Soyapango, Ciudad Delgado y más ciudades tendrán tránsito fluido.

¿En qué basan esta propuesta de solución? He escuchado que tal solución surgió de un canal de televisión, pues así lo pregonan en ese canal.

¿Qué estudios determinan que los horarios escalonados permitirán tráfico fluido? ¿Serán los horarios escalonados los que evitarán que los ciudadanos se "estacionen" en la cruz calle, para aprovechar el próximo cambio de semáforo, aun cuando bloquee el paso a los que están en la perpendicular a su tránsito y tienen verde a su favor? ¿Los horarios escalonados educarán a motoristas del transporte público, como hasta ahora no se ha logrado con multas y otras sanciones? ¿Los horarios escalonados, volverán a los conductores salvadoreños más tolerantes y menos violentos?

¿Se ha dialogado con la empresa privada para que acepte el cambio? ¿Se le impondrá a la empresa privada o será de acatamiento voluntario? ¿Se tiene idea del porcentaje de padres que llevan en sus vehículos a sus hijos a los colegios y, de mantener esta buena costumbre, estarán en la calle desde antes de las 7:00 a.m.? ¿Qué impacto tendrá esta medida en los jóvenes que trabajan y estudian?

¿Alguien se ha tomado el trabajo de actuar con responsabilidad, respaldando esta modificación en la vida de los salvadoreños, con estudios, estadísticas, análisis de comportamientos, al menos encuestas?

Imagino la respuesta.

A lo mejor tienen razón quienes se quejan que nos faltan más técnicos, más ingenieros. Eso podría ser la razón de la aplicación de soluciones no analizadas, que no resuelven nada, pero crean la ilusión de que un funcionario está preocupado por la realidad nacional y está tratando de cambiarla.

martes, 9 de mayo de 2017

No aprendemos: SITRAMSS como muestra

Foto de la Vicepresidencia de la República


Una nueva oportunidad para construir acuerdos en beneficio de los ciudadanos más humildes, se presenta con la sentencia emitida el lunes 8 por la Sala de lo Constitucional, ¿se logrará? Lo que ha ocurrido hasta este día, pareciera indicar que no, veamos:

El “tuitero fugitivo” se impuso porque, nos guste o no nos guste, así lo quiso. Montó el SITRAMSS según su monárquico deseo, irrespetó la ley y aprovechó para eliminar del negocio, a quienes se negaron a seguirlo.

Del lado de los usuarios del SITRAMSS: Hoy, quienes utilizan ese servicio están pagando ese capricho, al ver como el servicio que tanto beneficio les causó, se convierte en un servicio de transporte público lento y caro. Con el servicio del SITRAMSS, la gente por fin se sintió tomada en cuenta y la mejor muestra de lo útil que le fue, es que pagaba más para viajar con seguridad y rapidez (la comodidad es casi imposible en hora pico). Eso finaliza el jueves 11 de mayo.

Del lado de los demandantes, me parece que la intención es simplemente hacer el espacio para ingresar al negocio. A los demandantes no les interesa la legalidad, el ciudadano o la calidad del servicio, la experiencia nos ha demostrado que así es: como empresarios del transporte promovieron (hasta que la Sala de lo Constitucional se los prohibió), el perdón de las multas de tránsito, siguen tratando al usuario como animal y mantienen buses y microbuses destartalados. Con todo eso, no quieren quedarse fuera del negocio y han encontrado y explotado las debilidades jurídicas de ese proyecto para frenarlo a la velocidad suficiente para subirse al mismo convertidos en los nuevos inversionistas del futuro del transporte.

Del lado del ciudadano en vehículo particular: La aceptación de la demanda, publicada el lunes 8 de mayo, incluye la orden de que a partir del jueves 11 de mayo, el canal restringido para SITRAMSS sea de uso público, pero fue desde esa misma noche del lunes, algunos ciudadanos empezaron a utilizar ese carril, demostrando así el respeto que tiene por la ley: ninguno.

El problema del transporte en el Área Metropolitana de San Salvador y el resto del país, tiene multiorigen, pero, a mi parecer, el más importante, mayor y delicado, es la falta de respeto a la ley de tránsito y a su reglamento, esto lleva a que el ciudadano estacione en zonas restringidas, cruce imprudentemente doble línea amarilla, use el carril izquierdo para circular y el derecho para rebasar, avance en carretera en zigzag, no utilice las luces de seguridad, no indique la vía en la que va a cruzar, conduzca en estado de ebriedad, no respete las limitaciones de velocidad, conduzca hablando por teléfono o incluso leyendo y enviando textos por teléfono celular y más y más y más violaciones. El irrespeto es a todo nivel, incluso de algunas autoridades que deberían ser ejemplo.

Del lado del Gobierno: El SITRAMSS es un proyecto bueno y necesario, pero que se echó a perder por el capricho del acomplejado que lo lanzó, y ahora, como siempre ocurre, los pobres lo pagarán.

Hoy, en el medio de la campaña que ya inició, el gobierno ha decidido culpar a la Sala de lo Constitucional del desorden que ya se ve iniciar, pareciera que le interesa más generar resentimiento hacia la Sala de lo Constitucional, que hacer respetar la ley o reconocer que el responsable es quien implementó el servicio pasando por sobre acuerdos que eran necesarios, buscando dividir para vencer, lejos de métodos conciliadores y sin duda, descuidando aspectos legales, porque nos guste o no nos guste, él era el Rey y así lo decidió.

Desde mi pensamiento: Me parece que a pesar de la reciente historia, no hemos aprendido mucho, nada quizás. El SITRAMSS que es un problema sin duda fácil de solucionar si se dialoga, se va a llevar al extremo (como el impago y otros más) solo para ganar votos ciegos en las próximas elecciones.

domingo, 7 de mayo de 2017

“Bastante ayuda nos están haciendo allá”



Lo escuché en un noticiero el sábado 6 de mayo, lo dice una señora que es entrevistada sobre el trabajo que está haciendo el alcalde de su municipio y se refiere a que el funcionario ha estado haciendo su trabajo.

A un funcionario se le paga para que administre la cuestión pública del municipio, del departamento o del país que le es designado como alcalde, diputado o presidente.

Administrar, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es “Ordenar, disponer, organizar, en especial la hacienda o los bienes” en el caso de los funcionarios, sería ordenar, disponer y organizar de la hacienda pública.

Ordenar es, según el mismo diccionario: “Encaminar y dirigir algo a un fin”. Disponer es: “Deliberar, determinar, mandar lo que ha de hacerse” y finalmente Organizar es: “Establecer o reformar algo para lograr un fin, coordinando las personas y los medios adecuados”. La Hacienda Pública, según la constitución de El Salvador son todos los bienes muebles, inmuebles, derechos y deberes que tiene el Estado o la municipalidad (Art. 223 Constitución de la República y Art. 60 Código Municipal).

En otras palabras el funcionario está obligado a establecer un plan de trabajo (plan de gobierno municipal, nacional o plan de trabajo legislativo), a seguirlo al pie de la letra, tal cual se lo propuso a quienes votaron por él o ella. Discutirlo, tomar decisiones sobre el mismo para, utilizando de la mejor manera los recursos disponibles (personas, dinero, equipos, etc.) poder alcanzar el objetivo que se trazó al escribirlo y proponerlo a los votantes.

El funcionario cuando ejecuta una obra de infraestructura (puente, parque, parqueos públicos, mercados, etc.) no está haciendo un favor, está haciendo su trabajo; Cuando inaugura un programa de seguridad ciudadana, escuelas municipales para jóvenes en deporte o artes, no está haciendo un favor, está haciendo su trabajo.

Está bien reconocer que ha hecho o está haciendo su trabajo, votando por él o ella en las próximas elecciones, pero no hay que pensar nunca, que ese funcionario, nos hace a los ciudadanos, un favor.

Un alcalde no nos está ayudando con el puente, con el pavimentado, con la recolección de basura, está haciendo su trabajo. Un diputado no nos ayuda con la austeridad, con promociones de leyes para protección, etc. Está haciendo (si es que lo hace), su trabajo, para eso se le paga y además se le brindan una cantidad enorme de beneficios que no aparecen en ningún otro contrato colectivo de trabajo para ninguna empresas pública o privada o institución pública, son beneficios exclusivos para ellos y ellas.

El presidente no hace un favor al reunirse cada fin de semana para publicitar sus obras, está cumpliendo con el deber que la constitución le manda. Entender esto es importante para que la democracia surja en El Salvador, mientras sigamos pensando que el funcionario está haciendo un favor o nos está ayudando por una obra o programa que ejecuta, perdemos el derecho de hacerle sentir que debe cumplir lo que nos ofreció en campaña y que nos llevó, como ciudadanos, a votar por él o ella.

sábado, 29 de abril de 2017

¿Cuál es el problema con las pensiones en El Salvador?



Para decirlo con simpleza, el problema de las pensiones en El Salvador, son los políticos deshonestos e irresponsables que han visto en los ahorros de todos los salvadoreños, la salida fácil ante su falta de capacidad para:
  1. Cobrar los impuestos como manda la ley
  2. Administrar honestamente los fondos públicos
  3. Racionalizar el gasto público en lo referente a los servicios extras, que ellos mismos se recetan.
  4. Crear acuerdos de país, que permitan generar políticas públicas que busquen el desarrollo económico, como reemplazo a la expulsión de salvadoreños hacia Estados Unidos o Europa.

Si los impuestos se cobraran como manda la ley, no sería necesario endeudar más el futuro de los salvadoreños y no sería necesario tomar abusivamene los fondos de pensión obligando a las Administradores a comprar certificados que pagan 1%, práctica que la Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional pero que fue aplicado por años afectando la rentabilidad o ganancia que tenían nuestros fondos.

Si administraran honestamente los fondos públicos, el dinero podría ser utilizado para lo que manda la constitución, como fin del estado: el ser humano, el ciudadano salvadoreño que necesita educación de calidad para salir de la pobreza, salud humana en los hospitales nacionales y seguridad en las calles. Trabajo para los jóvenes y esperanza para todos. Si los fondos fueran administrados honestamente, sin duda esos cientos de milllones que hoy se achacan robados a apenas dos ex presidentes, estarían invertidos en beneficios para los ciudadanos.

Si se racionalizara el gasto público no se estaría discutiendo si el seguro médicos de los diputados es de 6 o cuatro millones, simplemente no existiría y serían atendidos por el seguro social para que ese servicio por fin se vuelva humano, decente, oportuno, de calidad. No existirían seguros médicos en presidencia o Corte Suprema de Justicia. No existirían compras de vehículos de lujo para montar caravanas, ni se tendrían funcionarios viajando en primera clase con pasajes pagados con dinero público, la corrupción sería casi inexistente.

Si se hubieran creado acuerdos de país, tendríamos claro hacia donde vamos, en lugar de estar cambiando “planes estratégicos” cada cinco años, cada presidente monta un plan de trabajo lejos del plan de su predecesor, volviendo a colocar a cero todos los esfuerzos realizados, y esto se hace para asegurar que podrá disponer de fondos según su gusto y vanidad, de manera que llega con empresas quebradas o con deudas existentes y sale convertido en un nuevo millonario. No puede seguirse desperdiciendo el poco recurso en planes quinquenales, sin un plan general que indique que, sin importar quien gobierna, al menos en educación, salud, seguridad, tendrá definido el rumbo a seguir.

Finalmente, el mayor culpable de lo que ocurre, somos usted y yo, sí, así es, lo que ocurre en el país se debe a la pasividad de todos los salvadoreños que hemos aceptado como normal que el político robe, se enriquezca tomando lo que se le antoja del fondo creado con el esfuerzo de todos los que, puntualmente, pagamos impuestos y que luego, sonrisa en rostro, asuma el papel de víctima de persecusión política, cuando pareciera que se han detectado el atropello cometido al abusar del poder que, mediante voto, le entregó el ciudadano y que es temporal.

En El Salvador, no importa si el sistema es público, privado o mixto, esta clasificación únicamente determina quién meterá a su bolsillo el dinero que pagamos por administrar nuestros fondos. Quién será el dueño y beneficiario de la cuota que nos cobran por “administrar” nuestros fondos. Eso es lo único que define el que el sistema sea público, privado o mixto.

Está evidenciado en la práctica, que incluso la mejor ley permitirá el abuso, baste mencionar que a la ley SAP en 11 años se le hicieron 10 reformas y dos interpretaciones auténticas, nos vendieron una ley que en 11 años, los políticos modificaron 10 veces, a su gusto y antojo, sin ninguna oposición, todo para jodernos el futuro de viejos.

No se pierda, el problema de las pensiones en El Salvador no es un problema de las pensiones, es un problema con los fondos millonarios de pensiones, por eso es que el problema con las pensiones en El Salvador, son los políticos deshonestos e irresponsables que han visto en los ahorros de todos los salvadoreños, la salida fácil ante su falta de capacidad para:
  1. Cobrar los impuestos como manda la ley
  2. Administrar honestamente los fondos públicos
  3. Racionalizar el gasto público en lo referente a los servicios extras, que ellos mismos se recetan.
  4. Crear acuerdos de país, que permitan generar políticas públicas que busquen el desarrollo económico, como reemplazo a la expulsión de salvadoreños hacia Estados Unidos o Europa; pero sobre todo, se debe a que hemos abandonado el rol de ciudadanos para convertir en lagunas para mantener… políticos

miércoles, 11 de enero de 2017

El Conflicto en El Salvador


Imagen y documento propiedad de "La Prensa Gráfica"


A todos los salvadoreños que sobrevivimos la guerra,
la firma de la paz nos impactó de diferentes maneras.

En los días previos a la firma, durante la firma y posterior a la firma de los
Acuerdos de Paz, trabajaba en "La Prensa Gráfica" y
con cuatro amigos (equipo que luego se amplió), iniciamos
un proyecto "loco" que concluyó en un documento que alguna utilidad,
espero, haya tenido para quienes lo han adquirido.

La vida no se ha detenido:
don Ramón, el gran jefe y mejor amigo, descansa ya en paz.
Leo, jubilado, abuelo y ejemplo de fe católica, sigue siendo la razón en el caos;
Mario emigró definitivamente, hoy es parte de ese millón que son la diáspora.
Ricardo es reconocido editor en un gran periódico digital;
Toño Herrera labora en una reconocida universidad y sigue siendo excelente fotógrafo.
De Manuel y don Julio no se nada hace muchos años,
espero que estén bien y sean felices.

El único objetivo de ese documento era dar a conocer lo que había ocurrido.
Creíamos (creo que todavía creemos igual)
que conocer la historia es indispensable para evitar
cometer los mismos errores
una y otra vez,
conocer la historia es indispensable para,
atentos a la realidad,
advertir las desviaciones que buscan esas repeticiones.
Salimos de una guerra y, quienes la vimos, vivimos y padecimos, no queremos otra.

Esta es, en cuatro partes y una más de Mario Erwin Larín, el cómo construimos ese
documento hace ya más de 20 años.

"El Conflicto en El Salvador"

Parte I
Parte II
Parte III
Parte IV
Reflexión de Mario Erwin Larín