lunes, 10 de agosto de 2020

El coronel Molina y sus chistes


La imagen tiene un error, Arturo Molina tenía y tiene grado de Coronel, no de General,
las imágenes son con fines ilustrativos, pero se hace la aclaración que me dicen, es necesaria. Gracias.


La dictadura militar se formalizó con el gobierno del Coronel Arturo Armando Molina Barraza (1972-1977), fue durante su presidencia que ocurrió la masacre del 30 de julio de 1975 en el paso a desnivel del Hospital del Instituto Salvadoreño del Seguro Social; fue él quien inició la desaparición de salvadoreños, que eran mantenidos ocultos y en secreto. Este "nuevo método" represivo se hizo público cuando Ana Guadalupe Martínez y Mariano Jiménez, fueron liberados a cambio del señor Roberto Poma, secuestrado por el Partido de la Revolución Salvadoreña-Ejército Revolucionario del Pueblo, organización en la que los primeros dos militaban.

Siendo justos hay que reconocer que fue durante ese gobierno, hasta donde recuerdo, que se crearon la Presa Hidroeléctrica del Cerrón Grande (dejando inundadas grandes zonas arqueológicas de cierto valor cultural y obligando la movilización de los campesinos afectados, que fueron reubicados en asentamientos en otra región); el aeropuerto internacional hoy, Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Ingenio Azucarero INJIBOA (el más grande en esa época); Central geotérmica de Ahuachapán, y buen número de pequeñas obras más. Su propaganda decía que construía una cancha por semana y una escuela por día.

Ah! También intentó iniciar un proceso de reforma agraria, que luego se llamó Transformación Agraria, que luego simplemente se fue muriendo porque la oposición de la oligarquía agropecuaria era fuerte y lo obligaron a retroceder, dijo en uno de sus discursos que con la Transformación Agraria no habría ni un paso atrás, y luego, no recuerdo si la Unión Nacional Opositora (unión de los partidos Demócrata Cristiano, Unión Democrática Nacionalista y Movimiento Nacional Revolucionario) o la Universidad UCA, le hizo la broma de que ni un paso atrás y lo que había pegado era una gran carrera de retroceso.

Bueno, pues este señor tenía como parte de su equipo de prensa a don Waldo Chávez Velasco, que era un señor que estudió en Italia, Francia y en otros lados (que para qué), lo que pasó es que este señor además de abogado, poeta y exmiembro de la generación comprometida, era un brillante pensador y estratega político.

Por fin llegamos a lo que deseamos compartir, el coronel Molina tuvo estas características en todo su mandato, 

  1. Su "humildad" dijo que llegaba como coronel y nunca se iba a aprovechar del cargo para llegar a general. Y lo cumplió a la fecha sigue siendo coronel (millonario y viviendo en el extranjero, pero coronel).
  2. Todos sus discursos finalizaban igual con un "Definición, decisión y firmeza" fue el slogan de su gobierno, por tanto así fuera para dar las condolencias por el asesinato de su ministro de Relaciones Exteriores, para felicitar al país por algo o para inaugurar una obra, siempre finalizaba diciendo: "Definición, decisión y firmeza" dicho con el mismo tono, con el mismo acento.
  3. Fue el presidente que más chistes ha generado, cada semana había nuevos chistes, algunos ejemplos:
    • Llega un asistente y encuentra el presidente Molina al fondo de la piscina, se preocupa al ver que no se mueve y con todo y ropa se lanza a rescatarlo, cuando sale Molina molesto le reclama y el asistente busca explicarse: “Pero mi coronel, que hace en el fondo de la piscina” y el presidente responde: “Me gusta estar allí porque la gente dice que en el fondo soy buena gente” 
    • ¿Porque si cae al agua, Molina no se ahoga? Por los cer… flotan.
    • Una secretaria lo ve queriendo quitar llave a una puerta y no lo logra, observa que la llave está con la parte dentada al revés, entonces le dice, "Mi coronel, con los dientes para arriba", entonces el presidente, levanta la vista, abre la boca y queda con los dientes para arriba queriendo quitar llave, sin cambiar el sentido de la llave.
    • Un teniente ve al coronel queriéndose amarrar el zapato izquierdo que tiene la cinta suelta, pero lo hace agachado y, por la panza, no alcanza la cinta, entonces le dice: “mi coronel, suba el pie en el banco, va a ser más fácil” Molina sube el pie derecho y se agacha para amarrarse la cinta del zapato izquierdo que sigue en el suelo.
Y así, cada día, había un nuevo chiste, decentes, irónicos, mal intencionados y hasta abiertamente ofensivos.

Varios años después, conocí un fulano que me preguntó: "¿y sabes de donde salían todos esos chistes" y le dije "¿de la oposición?", "¡No!, salían de casa presidencial, había un equipo que hacía esas cosas y las difundía como chambre (los memes de aquellos días)”, me quede pensando y pregunte “¿Y cuál era el objetivo?"; me responde: "Cuando haces broma de alguien, sentís que tu cólera ha bajado, te has burlado de él o de ella, lo vuelves ignorante, vos sabes más, por tanto él es un imbécil y vos un ´cachimbón´ y con eso has desquitado tu furia, reducís la carga que tienes contra esa persona, de esa forma Molina pudo tranquilamente "ahorrar" todo lo que le permite vivir tranquilamente fuera del país, mientras aquí seguimos pagando la deuda que hizo para todas las mega obras que construyó". No puedo decir que la afirmación de este prójimo es cierta, lo conocí por necesidad, pero tenía buena información. Pudo haber sido.

La cuestión es que pensé, Ciertamente nadie le reclamó nada a Molina, a pesar de que fue durante su gobierno que se comenzó la represión descarada, que fue la primera masacre de nuestra generación y que dejó como sucesor a quien se consideraba el hechor material de esa masacre.

¿Por qué recuerdo esto ahorita? Umm… a lo mejor porque hasta yo caí en eso de que contar los chistes permitía desahogar y uno sentía (ingenuamente) que así combatía a la dictadura que fusiló sin juicio a tanto salvadoreño; a lo mejor no, talvez, es que simplemente ando buscando un grupo de unas 10 gentes que le guste recordar la historia, para no volver a cometerla.

sábado, 16 de mayo de 2020

Capricho


Imagen de Ryan McGuire en Pixabay


Al capricho, el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (Diccionario RAE) lo define, en su primera acepción, como: “1. m. Determinación que se toma arbitrariamente, inspirada por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y original. ”, la definición es clara, el capricho es una decisión tomada por el gusto de tomarla, porque me da la gana, porque hoy amanecí con el ácido úrico elevado, o por el puro gusto de ver a otros arruinados, suplicando, “jodidos”.

En el Internet es posible encontrar frases célebres relacionadas con el capricho. Por ejemplo una atribuida a Abrahan Lincoln: “Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen.” Hay otros más profundos como uno atribuido a Arthur Schopenhauer: “Todo capricho surge de la imposición de la voluntad sobre el conocimiento”. Y una aun más fuerte como la que se atribuye a San Agustín: “Nada es suficiente para quien no ha puesto límite a sus caprichos”.

A nivel individual, mis caprichos son míos y solo afectan a mí círculo íntimo, no hay mayor escándalo. El problema es cuando mis caprichos se imponen, a merced de mi poder o facilidad de palabra, en el área pública, es decir, cuando salen de mi círculo íntimo. Ejemplos de ello, abundan en la historia, pero claro, hay que conocerla (la historia) para conocerlos (los caprichos de los líderes pasados).

Cuando soy jefe de un equipo de trabajo, y busco imponer mi capricho, afecto la calidad, la eficiencia, la efectividad del equipo, porque nadie puede asegurar que mi capricho es el mejor método de trabajo, la mejor vía de desarrollarlo. Pero, como es mi capricho y tengo el poder por ser jefe, termino imponiéndolo.

Más de algún subalterno habrá que, en su desesperación por parecer incondicional, por mantener el trabajo, por su falta de profesionalismo o inteligencia emocional, o por simplemente la tan vieja y típica actitud servil, se preste de inmediato, no solo a ejecutar lo impuesto, sino que además, lo alabe como la suprema idea, el supremo fin, el gran objetivo, la solución final. Y esto aumenta mi ego y por supuesto, mi capricho.

Cuando soy jefe, líder, director de cualquier equipo humano, tengo una gran responsabilidad, no debería buscar imponer mi visión única, a menos que fuera Dios, y no lo soy. Ahora, si me creo Dios, estoy doblemente complicado y, sin duda, más destinado al fracaso ante la falta de humildad y abundancia al culto, adoración o amor excesivo a mí mismo.

Todos los seres humanos, sin importar cuánto hemos acumulado (honradamente o no) en títulos académicos; millones de dólares; posesiones materiales; poder o liderazgo político, económico, religioso o social; deberíamos dejar los caprichos a nivel personal o familiar, nunca deberíamos llevar nuestros caprichos al ámbito público, de lo contrario, corremos el riesgo de desgraciar la vida de cientos, miles, millones de seres humanos cuyo único pecado, fue haber confiado en nosotros, para nombrarnos o elegirnos como sus líderes o dirigentes.



martes, 5 de mayo de 2020

Respondiendo a Jorge. J. Daboub

El día lunes, vi un twett de Jorge J. Daboub, hermano del Dr. en Ingeniería Juan José Daboud Abdalá. En su comentario Jorge, criticaba el nivel de endeudamiento que ha alcanzado el país, le hice el siguiente comentario: “Y su hermano aportó, cuando con eurobonos, pagó LETES”, de inmediato Jorge contestó: “Eso se lo inventó Tony Saca. Así que te equivocas nuevamente”

No se a que se refiere el nuevamente, a lo mejor en alguna ocasión anterior critiqué alguna actitud del calibre de “nosotros somos inocentes” y no hemos hecho nada malo, cuando en realidad, con el poder que llegó a tener su hermano, el Dr. Daboub, durante el gobierno del ex presidente Francisco Flores, en el que era Ministro de Hacienda y Secretario Técnico de la Presidencia (simultáneamente), fue parte de la toma de decisiones que nos afectaron y afectan a todos (como por ejemplo, “dolarización”).



El punto es que luego de esa respuesta, Jorge me bloqueó, por lo que tendré que responder a su comentario, por este medio.



Primero debo aclarar que no soy vocero, simpatizante o defensor del actual gobierno, del anterior o de cualquier otro del pasado. A todos tengo mucho que criticar con base, simplemente no soy ciego, ni olvidadizo: muchas de las cosas que hoy padecemos han sido cultivadas desde períodos anteriores.

Responderé brevemente sobre el caso del endeudamiento específico (no único), que se mencionó.

En la Memoria de Labores del Ministerio de Hacienda, período 1 de junio de 2002 al 31 de mayo 2003 (recuerde que el período presidencial inicia el 1 de junio, por eso las memorias anuales van en esas fechas), se puede leer en la presentación que el ministro de Hacienda, de ese período, hace a la Asamblea Legislativa lo siguiente:



El Salvador, hasta “ganó un premio por endeudarse” (por cierto ¿cuál fue la prestigiosa entidad internacional que lo entregó?), eso lo dijo el ministro de Hacienda, cuando hizo la presentación y entrega de la memoria a la Asamblea Legislativa, cumpliendo con el mandato constitucional de informar lo realizado en un año, bajo su dirección.

Más adelante, la misma memoria, en el desarrollo de su contenido, presenta este cuadro:



Podría mencionar Jorge, cuáles fueron esos “programas y proyectos de inversión” que se desarrollaron con esos 1,1,00 millones de dólares, para “impulsar el crecimiento económico y social”.

En el cuadro antes mostrado, se detallan los montos de deuda que se colocaron en ese período. Los primeros 300 millones vencieron en 2011; 451.1 millones vencerán en 2022 y los últimos 348.5 millones vencerán en el año 2023.

Un paréntesis: ¿Se pagaron los que ya vencieron en 2011? hay le queda de tarea estimado lector.

Todo esta guardado en la memoria Jorge, muchos de los que hoy rasgan vestiduras (de todos los partidos políticos), han tomado decisiones que han afectado drásticamente la vida de los salvadoreños, no tienen solvencia moral para criticar o tomar posiciones de salvadores, porque ellos mismos tomaron la pala para cavar el hueco financiero en el que hoy nos encontramos a punto de ser enterrados.

Hoy, quienes leemos sin fanatismos, sabemos que ha sido costumbre de muchos gobernantes en El Salvador, pagar sobresueldos a algunos funcionarios, recibir, posterior a su período, grandes sumas de dinero en calidad de consultorías que no siempre se han hecho; al final, sin importar el color político, tras el que se escudan protegiéndose, muchas veces unos a otros, las costumbres son las mismas.

Ya que me voseaste, aprovecho, ¿ves?, no fue Tony, como llamas al Reo Antonio Saca, quien lo inventó…

¡Ah, casi lo olvidaba!, para quienes quieran verificar la información presentada, la memoria puede ser descargada del portal del Ministerio de Hacienda justo, en este enlace: Memoria de Labores del Ministerio de Hacienda 1 de junio de 2002 al 31 de mayo 2003.

sábado, 26 de octubre de 2019

Diálogo, antes que la violencia nos alcance...

Leo el mensaje que desde Chile, hace llegar por facebook, la esposa del hijo de un amigo narrando, desde su perspectiva, la situación actual en ese país. Les conozco como un matrimonio inteligente, lleno de fe, educado, solidario y muy unidos como familia. Sus palabras describen una situación en la que ellos han debido, junto a sus vecinos, autoproteger sus bienes ante el intento insistente de dañarlos, por parte de los manifestantes que consideran que les ha sido negado el derecho de una vida igual de cómoda.

Escucho a la periodista Mirna Schindler (ADN, Chile) en su columna sobre la situación analizando que, la subida del pasaje del metro y la violencia alrededor de ese hecho, no es más que la punta de un iceberg construido sobre la corrupción y la impunidad de la clase política, el sufrimiento económico de los jubilados con pensiones mínimas, un carísimo sistema de salud y medicinas con precios inalcanzables, pero también sobre la realidad de los muchos chilenos con salarios mínimos insuficienes. Corregir la desigualdad social existente en Chile, dice la periodista Schindler, es materia pendiente.

Reviso y, ante lo descrito en medios informativos serios y redes sociales, sobre lo que Chile está padeciendo, vienen dos recuerdos: 1-La obra “Los Invasores” del chileno Egon Wolf, que debimos leer en el bachillerato y que curiosamente (me entero hoy), fue montada por primera vez por el teatro de la Universidad de Chile en 1963 bajo la dirección de Víctor Jara y 2-Las palabras de Oscar Romero, y su parábola sobre el anillo, los ricos y los pobres..

De regreso a mi patria, luego de esta revisión noticiosa, debo comentar que alguien muy cercano me regalo, ver “Jocker” en una sala VIP... son salas en la que cada asiento es un sillón de cuero reclinable, los asientos van de dos (para parejas) con una mesita a cada lado, una lámpara para encenderla en caso necesario, sin molestar a los demás asisentes, los sillones dobles están suficientemente separados de los de los lados, como para no interrumpir con el cuchicheo a los vecinos, los pasillos, con la butaca extendia (las piernas estirados por completo) permite a los meseros moverse libremente, porque hay jóvenes meseros (con uniforme de meseros), evidentemente seleccionados con mucho cuidado hasta en el tono de voz con el que se dirigen a los usuarios y, por supuesto, un menú completo (pizza, carne, cerveza, etc.), para solicitar lo que desea, al precio del lugar (agua embotellada mediana $2.50), el costo de la entrada solo para ver la película es de $9 por persona. No tenía ni idea de que eso existía en El Salvador. Gracias a quien me lo regaló.

Hoy, tecleando estas letras, recuerdo que el salario mínimo en el campo es de 6.67 diario, es decir, lo que gana al día un campesino, no logra pagar la entrada de una persona a esa sala VIP de cine, solo para ver la película, ya no se diga consumir en el lugar.

Con todo esto girando como carrusel en mi cabeza, me preocupa pensar que la realidad de América Latina, sigue siendo tan parecida a la que nos tocó enfrentar como jóvenes en la década del 70, con una tremenda desventaja para los jóvenes de hoy: la pésima educación que han recibido que los ha convertido en consumidores materiales e intelectuales de las baratijas que les venden desde los medios de comunicación (viejos o nuevos) los políticos (viejos o nuevos).

A lo mejor me equivoque, pero tengo la impresión que la dictadura que se apresta a tomar posesión (si es que la dejamos), utilizará la reciente guerra y la deformación de la historia nacional, de la misma manera que las generaciones que precedieron a la mía utilizaron los eventos de 1932, para convencernos que los ateos comunistas, comían niños, compartían mujeres y le robaban los niños a los padres para hacerlos robots comunistas, pero peor que todo eso, no creían en Dios, eran ateos y que, quien usara palabras como justicia social, reforma agraria, reforma urbana (aun pendiente), manifestación, huelga y similares, era sin duda ateo y comunista en ese orden.

Sobre ese montaje se estrenó la dictadura militar a la que, con todas las dificultades que esto tenía, supimos romperle la comodidad, saltando el cerco formativo e informativo que habían construido, trabajando, muchas veces clandestinamente, para aprender, para autoformarnos, para “rolar” (distribuir) libros entre nosotros porque eran escasos, y si habían eran caros. Tengo la impresión que la actual generación joven, en su mayoría, detesta leer más allá de un tuit o un pegoste en un muro hablando con morbo o malacrianza.

Luego de mi aprendizaje en el cine, reviso noticias del área económica y encuentro estas:

1. El jueves de esta semana, Octavio Martínez directivo del INCAE Business School, declaró en entrevista con la agencia EFE en Tegucigalpa que los centroamericanos pierden cada año "13.000 millones de dólares" a causa de la corrupción.

2. El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, alertó este jueves en Bogotá de que Latinoamérica tiene una "clase media vulnerable" por varios aspectos, entre ellos los altos costos de vida, que crecen "mucho más rápido que sus ingresos". Advirtió que se debe elaborar información para definir políticas públicas que combatan la desigualdad en la región.

3, Finalmente, BBC de Londres, Inglaterra, buscando respuestas a la situación en Chile, elaboró un artículo analizando la relación costo de la vida – salario mínimo. En ese estudio se determina que en Ecuador, al Salario mínimo le falta un 62.86% para poder cubrir el costo de la vida; en Chile el faltante es de 88.34 por ciento y en El Salvador es de 103.33 por ciento.

Esta información proveniene de tres fuenes distintas con visiones y objetivos diferentes, no están copiadas del periódico “Pravda” de la fallecida Unión Soviética y quienes hablan no son voceros de Partido Comunista alguno, son profesionales de algún nivel de respeto en las sociedades en las que viven y escuchados por una amplia comunidad académica en diferentes regiones del mundo.

En situaciones como la chilena, que tiene, con sus diferencia de magnitud (por territorio, población, nivel educativo, etc.), bastante similitud a lo que se va configurando en El Salvador, se hace necesario el diálogo, es indispensable el diálogo, entendido como el intercambio honesto de ideas entre los interlocutores, quienes buscan alcanzar acuerdos de mutuo beneficio (ganar-ganar). ¿Porqué esperar al arrinconamiento que hoy tiene el presidente Piñera en Chile para darse cuenta que hay diferencias que se deben solucionar? ¿Porqué esperar a un muerto, ya no digamos 18, para enterarse de que el desarrollo económico, no ha beneficido por igual a los ciudadanos? ¿Porqué no aceptar que el modelo económico no ha estado funcionando y que lo que hace es aumentar la cantidad de pobres cada día?

Nosotros aun estamos a tiempo, el diálogo es indispensable, mal harán los gobernantes confiando que la propaganda y la simpatía serán suficientes para calmar el hambre de la gente, la preocupación de los jubilados, la insuficiencia de los ingresos… yo siempre recuerdo un camarada que cada vez que nos encontraba leyendo decía, “No sianpendejos, no pierdan el tiempo, las revoluciones empiezan aquí (y señalaba su estómago) no aquí (y señalaba su cabeza),cuando la gente tiene hambre, cuando se da cuenta que trabajar duro no alcanza para comer, entonces sale a la calle convencida que no tiene nada que perder”.

La guerra está allí, “atrasito nomás”, quienes la vivimos, debemos trasladar esa dolorosa experiencia a los jóvenes para que entiendan que exigir el diálogo no es de izquierda o derecha, es de seres pacifista que, por saber lo que es la guerra, han aprendido a odiarla.

El diálogo es el único medio que nos permitirá encontrar formas pacíficas de caminar hacia el desarrollo de todos los salvadoreños, y eso, evitará que mañana, nos encontremos igual que los chilenos hoy.