jueves, 1 de enero de 2009

¿Quién paga la deuda externa?

La respuesta es sencilla: El Estado o El Gobierno.

Pero para su decepción, como diría Adal Ramones en el monólogo: ¡¡¡Pues NOOOOO!!!, no es el Gobierno, no es el Estado es usted y sus hijos.

¿Cómo?, podrá decir usted, a mi jamás me ha visitado el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM) a cobrarme ni cinco

Y entonces le diré ¡Error!, le ha visitado más veces de las que se imagina ¿Cómo?

El monto que se paga anualmente por la deuda externa (capital e intereses o a lo mejor sólo intereses) sale del Fondo General de la Nación (la constitución de la República en su artículo 224 establece que los ingresos de la Hacienda Pública forman un sólo fondo y que de allí se pagará todo, es más establecer que en el caso de la deuda pública se podrá afectar determinados ingresos, para su pago.

Ahora bien, si del Fondo General se pagan las "necesidades y obligaciones del Estado", debemos entencer que se paga, no sólo la deuda externa y sus intereses, sino también: los salarios de todos los empleados o servidores públicos, los gastos de todas las instituciones públicas (electricidad, agua, papel, lapiceros, tizas, plumones, cuadernos, libros, etc.) incluyendo por supuesto los Hospitales y las Escuelas.

Por eso es que cuando a usted o a algún conocido suyo, no le entregan una medicina en un hospital público, usted o ese conocido está pagando la deuda externa, ¿recuerda que le cobraban cuotas "voluntarias" antes? ¿Porqué se las cobraban si ya hemos pagado impuestos de renta e IVA? y eso va al Fondo General. Cuando un paciente tiene que esperar por horas para que le asignen una cama en un hospital público, está pagando la deuda externa.

Cuando su hijo va a la escuela pública pero no aprende (siempre y cuando no tenga un problema de aprendizaje fisio o psicológico), es porque no se pueden dar una buena educación pues la inversión en educación es limitada, porque hay que pagar la deuda; no se engañe, la deuda no la paga el gobierno, la pagamos todos nosotros, cuando recibimos un pésimo servicio o se nos niegan las medicinas o la atención adecuada y decente

Pero sobre todo, no pierda de vista, la deuda que se ha contratado en los últimos años y que se sigue y seguirá contratando, la pagarán sus hijos, sus nietos y quien sabe si hasta sus tataranietos.

Por cierto un dato más, los préstamos pasan por la Asamblea Legislativa y requieren mayoría calificada y hasta hace muy poco, se negociaba para esa mayoría ¿A cambio de qué?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXCELENTE SU PUBLICACIÓN.LE CUENTO QUE ESTOY EN 2º AÑO DEL POLIMODAL (ANTIGUO 4ºAÑO) Y ME SIRVIÓ MUCHO PARA REALIZAR UN TRABAJO PRÁCTICO DE GLOBALIZAIÓN.
MUCHISIMAS GRACIAS ATTE.BELÉN

Anónimo dijo...

Muy buen comentario Espero y le habran los ojos a muchas personas que disen que todo lo paga el gobierno,,,,,, att: adrian