miércoles, 11 de enero de 2017

El Conflicto en El Salvador


Imagen y documento propiedad de "La Prensa Gráfica"


A todos los salvadoreños que sobrevivimos la guerra,
la firma de la paz nos impactó de diferentes maneras.

En los días previos a la firma, durante la firma y posterior a la firma de los
Acuerdos de Paz, trabajaba en "La Prensa Gráfica" y
con cuatro amigos (equipo que luego se amplió), iniciamos
un proyecto "loco" que concluyó en un documento que alguna utilidad,
espero, haya tenido para quienes lo han adquirido.

La vida no se ha detenido:
don Ramón, el gran jefe y mejor amigo, descansa ya en paz.
Leo, jubilado, abuelo y ejemplo de fe católica, sigue siendo la razón en el caos;
Mario emigró definitivamente, hoy es parte de ese millón que son la diáspora.
Ricardo es reconocido editor en un gran periódico digital;
Toño Herrera labora en una reconocida universidad y sigue siendo excelente fotógrafo.
De Manuel y don Julio no se nada hace muchos años,
espero que estén bien y sean felices.

El único objetivo de ese documento era dar a conocer lo que había ocurrido.
Creíamos (creo que todavía creemos igual)
que conocer la historia es indispensable para evitar
cometer los mismos errores
una y otra vez,
conocer la historia es indispensable para,
atentos a la realidad,
advertir las desviaciones que buscan esas repeticiones.
Salimos de una guerra y, quienes la vimos, vivimos y padecimos, no queremos otra.

Esta es, en cuatro partes y una más de Mario Erwin Larín, el cómo construimos ese
documento hace ya más de 20 años.

"El Conflicto en El Salvador"

Parte I
Parte II
Parte III
Parte IV
Reflexión de Mario Erwin Larín






viernes, 25 de noviembre de 2016

58 años y el país LMM



Melancolía Autor: Manuel Machado

Me siento, a veces, triste
como una tarde del otoño viejo;
de saudades sin nombre,
de penas melancólicas tan lleno…
Mi pensamiento, entonces,
vaga junto a las tumbas de los muertos
y en torno a los cipreses y a los sauces
que, abatidos, se inclinan… Y me acuerdo
de historias tristes, sin poesía… Historias
que tienen casi blancos mis cabellos.


A días de llegar a los 58 años, pienso en el pasado, vivo el presente y dejo de soñar en el futuro. Ha sido un año duro, Mercy se nos fue, otras ramas de la familia sufren ausencias cercanas... un problema de salud, me ausentó muchas veces del trabajo, y por un par de días me hizo pensar en cómo se ve la vida desde una silla de ruedas... pero hay proyectos que dan esperanza y si bien no sueño el futuro, hago la parte de mi esfuerzo para que llegue... a lo mejor lo hace...

Pienso embriagarme, como lo hice luego que dejé los sueños de juventud... cuando me convencí que el hombre nuevo sos vos o no es nadie... no podes cambiar a nadie, o sos vos con tus valores y principios o no es nadie.

El país... ¿para qué hablar de él? ya no merece, se dejó engañar, seguimos con un promedio PAES digno de cualquier gobierno de derecha... con un examen de admisión en la Universidad de El Salvador que parece más insalvable que el muro de Trump para soñar con crecer... con jóvenes protestando, sin saber porqué, contra la única sala constitucional decente que ha tenido este país, al menos mientra he permanecido con vida... Seguiremos siendo los tristes más tristes del mundo y seguiremos llorando borrachos por el himno nacional en las nieves del norte, los calores del desierto o la ausencia de la Patria y la familia.

Tamos jodidos Flaco, estamos como siempre decías vos en La Prensa: LMM

lunes, 17 de octubre de 2016

De don Agapito a Wendy... más que 16 años


Al Salvadoreño, José Agapito Ruano Torres, le fue develada una placa el 3 de octubre de este año, lo hizo el Gobierno de El Salvador, porque, según el Canciller Hugo Martínez "como Gobierno se tomó la responsabilidad de cumplir con los actos de reparación establecidos por la Corte IDH, con el objetivo de despertar conciencia institucional y evitar la repetición de hechos similares".

Y es que al Sr. Ruano, le fueron violados sus derechos humanos, eso se evidencia en un caso, que presentado el 13 de febrero de 2014, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos referido a:


"a) la detención del señor Ruano Torres llevada a cabo el 17 de octubre de 2000 en horas de la madrugada en su casa, quien supuestamente habría sido maltratado frente a su familia; para la Comisión, los maltratos físicos y verbales habrían constituido tortura;
b) la supuesta violación de las garantías mínimas de debido proceso en razón de que el señor Ruano Torres habría sido procesado y condenado penalmente por el delito de secuestro con serias dudas sobre si él era efectivamente la persona apodada El Chopo, respecto de la cual se alegaba que había participado en la comisión del delito, y sin que se adoptaran medidas mínimas para verificar su identidad;
c) la alegada violación del derecho a la presunción de inocencia, toda vez que las únicas dos pruebas en que se habría basado la condena habrían sido practicadas con una serie de irregularidades;
d) la alegada deficiente actuación de la Defensoría Pública Penal;
e) la alegada privación de libertad arbitraria en cumplimiento de una condena emitida en supuesta violación a las garantías de debido proceso, y
f) la supuesta falta de recursos efectivos para investigar las alegadas torturas y para proteger a la presunta víctima frente a las alegadas violaciones al debido proceso, así como para revisar su privación de libertad. "


Es decir, la placa busca que don Agapito disculpe los 15 años que tuvo que estar en prisión por la negligencia de fiscales, defensores públicos, jueces, las torturas que le ocasionaron agentes de la Policía Nacional Civil al detenerle y por el sufrimiento que todo esto causó.

Vale la pena destacar las palabras del Sr. Canciller: "...despertar conciencia institucional y evitar la repetición de hechos similares".

La salvadoreña Wendy Morales quedó en libertad condicional (con una fianza de dos mil dólares) el 21 de septiembre, en el caso de ella, "...la Fiscalía llegó a la conclusión que"... "era extorsionista porque el número implicado en el delito le perteneció a ella en 2012 y sigue a su nombre, aunque ella asegura que le fue robado y su error fue no reportar el delito". Artistas, activistas sociales y amigos de la detenida desarrollaron una campaña de denuncia por la considera injusta detención exponiendo sus dudas sobre la investigación realizada.

"...despertar conciencia institucional y evitar la repetición de hechos similares".

Uno no puede evitar preguntarse si existirán más Agapitos detenidos en el sistema carcelario. ¿Usted que cree?