jueves, 15 de mayo de 2014

Software libre en El Salvador



"El Diario de Hoy" publicó el pasado 13 de mayo que El Ministerio de "Educación no tiene para pagar software con licencia" en esa nota informa que la Viceministra de Tecnología Erlinda Handal giró una nota a los centros educativos nacionales indicándoles que deberán usar software libre.

Previamente el 10 de mayo, el mismo periódico publicó una amplia nota en la que trataba de evaluar la conveniencia o no del uso de software libre.

En el ser humano hay una natural oposición al cambio, comprensible entonces la preocupación de algunos docentes que incluso consideran una desventaja que utilicen software que no es utilizado en las grandes empresas. Una cosa tendré que decirles a esos docentes, no hay nada que perder. Desde hace varios meses he instalado en mi computadora software libre, tiene entonces Windows que es el Sistema Operativo con el que venía y Ubunto, también he estado utilizando "Libre Office" y me parece que una pesona que utilice bien Microsoft Office, podrá utilizar sin ningún problema Libre Office (Open Office no lo utilicé, realmente lo desinstalé para quedarme solo con Libre Office); fácil es deducir que también ocurrirá al contrario. Si se utiliza bien Libre Office, se podrá adaptar fácilmente a MIcrosfot Office cubriendo únicamente las pequeñas variantes en la presentación de los menúes.

Me parece que el uso de sistemas operativos y programas sin licencia es un paso adelante en el país que de hecho, debería darse también en el gobierno, no sólo en las escuelas.

Comentando la noticia con un compañero, éste indicaba que se puede utilizar las horas sociales de los cientos de alumnos de las universidades Nacional o privadas que estudian sistemas para que apoyen en principio la enseñanza masiva del software.

Recurso humano existe, recurso financiero no, la realidad se deberá terminar imponiendo, ojalá los directores de los Centros Educativos Nacionales, lejos de ver con recelo el uso de software libre, le vean las posibilidades e inicien ya a buscar apoyo en los alumnos de las áreas de informáticas en las universidades. El Salvador no solo tendrá un ahorro considerable (alrededor de 700 mil dólares anuales según la viceministra Handal), sino que sin duda, permitirá que vayamos desarrollando la capacidad enfrentar problemas con creatividad, buscando soluciones altamente efectivas y de bajo costo.

No hay nada que temer. La presente escasez de dinero, se debe volver una puerta a nuevas oportunidades.



2 comentarios:

Alfredo Celso dijo...

En mi oportunidad, descubrí que existen muchas aplicaciones libres que son muy buenas.
En especial herramientas ofimaticas:
OpenOffice que no tiene nada que envidiarle a MS Office, OpenPlanner a MS Project y ThunderBird a MS Outlook, MySql a SQLServer... en fin herramientas muy útiles.
Ademas, de que sirve tener Office si solo ocupamos a lo sumo el 20% de su potencial.

Carlos Minero dijo...

Ciertamente Alfredo, aunque discrepo, a mi me da la impresión que el promedio de usuarios no explota ni el 10% de Microsoft Office, por ejemplo en Excel, la mayoría incluso fórmulas y funciones no las utilizan.