jueves, 5 de mayo de 2011

Corrupción cubre corrupción

La corrupción permite justificar la corrupción: "Yo estaría dispuesto a pagar impuesto si estos no fueran secuestrados de las arcas oficiales para gustos privados, para la riqueza personal de quienes dirigen".

La lógica es contundente. No pago porque de todos modos se lo roban. Por oposición, todos deben pensar que yo estoy dispuesto a pagar. En otras palabras, nadie deba poner en duda mi honestidad y solidaridad.

El problema no es mi falta voluntad sino, la falta de honestidad de los demás, de los que dirigen el país.

Si pensáramos con un poco de paciencia, si nos tomáramos el tiempo para meditar la cuestión, podríamos concluir que el problema no es que se roben los impuestos, el problema es que nosotros no evitemos que se roben los impuestos exigiendo claridad en la información, honestidad en la acción.

Ya es tiempo de transparentar la cosa pública, no de seguir aprovechando su opacidad para esconder mi propia corrupción.


2 comentarios:

Ocolo dijo...

Un día Kurt Cobain dijo: "El deber de la juventud es pelear contra la corrupción" y esperemos que la juventud y las nuevas generaciones de El Salvador luchemos para que un día se acabe la niebla y veamos claro como dice tu blog, ante el velo de humo que los mecanismos de poder utilizan para cegar a nuestra gente. Muy buena entrada y buen blog.

Carlos Alberto Minero Mendoza dijo...

Bueno Ocolo es tarea de ustedes, nosotros hasta este dìa hemos fallado...