sábado, 30 de enero de 2010

¿Realmente estamos cambiando?

Eso preguntaba un compañero de trabajo, a propósito de la eliminación de cuota fija en telefonía celular y la posiblidad de que el presidente la vetara, de inmediato se inició un intercambio de opiniones entre los cuatro más que le prestabamos atención y cada quien emitió su opinión, la mía: depende de lo que entendió por cambio durante la campaña electoral, poque si la idea era que al llegar el presidente Funes, todo fuera nacionalizado, pues habría que enterarse que la realidad mundial, regional o nacional no daba para eso; pero que si la idea era que se iniciara un proceso de cambios, entonces creo que habría que darse cuenta de que se está dando. Pidió ejemplos y mencioné algunos, veamos si los recuerdo:

  • El esfuerzo que se hace desde la Secretaría Técnica para volver el servicio hacia los usuarios, ya no verlos como necesitados de que les atendamos, como que estuviéramos haciendoles un favor, sino verlos como la razón de ser de nuestro servicio, comprender que existimos como entidades de gobierno por ellos, para servirles a ellos. Entender que son nuestros patrones.

  • ¿Alguien supo de un pariente de un ex-ministro de defensa detenido luego de haber sido señalado o acusado como ejecutor de algún crimen?

  • La decisión del gobierno de no subir los dos puntos al IVA, como lo solicitó FUSADES y sectores de la empresa privada y la "derecha" política, sino más bien buscar cubrir espacios para la elusión o evasión que se venía haciendo. Definitivamente subirle al IVA le habría ahorrado al gobierno los roces que llegó a tener, pero hubiera afectado el bolsillo de todos los salvadoreños y salvadoreñas (para que Yolan no se enoje, ¿viste usé el género?). Yo no olvidó ni el gesto ni las palabras del Dr. Segovia cuando dijo: "¡¡...eso (subir el IVA), este gobierno, no lo va a hacer!!" y cumplió.

Sólo tres ejemplos, los primeros que se me ocurrieron y que al menos a mí, me evidencian que algo esta cambiando. Y es que ningún cambio va más allá de donde la gente quiere y por tanto exige.

2 comentarios:

Yolanda dijo...

Querido amigo: Es posible que los vientos de cambio hayan comenzado a soplar, mas me queda aquella espinita sobre cuándo vamos a saber qué contiene la partida secreta en su fondo ¿?... Si, muchas y muchos me pueden decir: "pero es que eso es mucho pedir..." ¿Es mucho pedir? Bueno, pero hay que hacerlo, si no se llora, no se mama... Apenas se esparza la niebla, quizas, quizas el viento empiece a sentirse en nuestros rostros... rostros de salvareñas y salvadoreños (por eso del género) que necesitamos un verdadero cambio...

Carlos Alberto Minero Mendoza dijo...

Ojala Yolan, Ojalá. Gracias.