domingo, 7 de septiembre de 2008

La reinserción...

Hace rato ya que anda dando vueltas una idea, y no termina de cuajar. Algo se medio dibujó hoy al llegar de la escuela, me topé con mi hijo que se había empilado en ver "Good Morning VietNam" y esa pelìcula tiene dos secuencias para mì valiosas: Cuando Adrian Cronauer (el protagonista) se topa con camionadas de soldados que van al matadero (Na Tran) y "el negro" Edward Garlick, quien anda de motorista "le pone el dedo" y los "bichos" que se encaminan (o los encaminan) al combate lo obligan a que se eche el show en vivo, la expresiòn de Adrián cuando despide a esos "bichos" y cuando les dicen que se cuiden me recuerda la de muchos amigos que te despedìan cuando te ibas a una "patria o muerte", la misma que ponías vos cuando alguien se iba a una similar, porque cuando te metes a querer montar una guerra, lo primero que aceptas es que la vida no es para siempre. Te consolas con frases como que es "mejor morirte haciendo algo que de una gripe en una cama", pero la verdad es que día a día tenes un mismo trabajo: superar el miedo, tan humano, tan tuyo.

Ya he explicado que yo me fui antes que la feria en el campo abierto empezara porque así lo consideré conveniente, siempre mantuve en el corazón las palabras, las miradas, las sonrisas y las tristezas de las despedidas.

La segunda escena es la siguiente: Adrián en el estudio de la radio les envìa un mensaje y les dedica una canciòn "What a wonderful world" (interpretada por Louis Armstrong "The Great Satchmo") y hay (a mi parecer) una bellísima combinación de la canción (música y letra) con el video.

Luego me fui a hacer un trabajo y después, por la tarde, luego de terminar el trabajo, me quedo leyendo diferentes publicaciones y me "topo" con un escrito de Berné Ayala a quien no tengo el placer de conocer, pero que me hace pensar en algunos de los viejos hermanos que me encontré luego de la firma de los acuerdos, lisiados, más viejos, algunos abiertamente defraudados, y no puedo evitar recordar la frase de Elio, cuando hablamos de los programa de reinserciòn que se manejaron, frase que me golpeò tanto: "Es que esto Carlos, fue una reinserción a la pobreza".

2 comentarios:

Carlos Alberto Minero Mendoza dijo...

Se que o no vivi la guerra, y se que siempre hiciste lo que tuvieras que hacer para mantenernos alejados de ella, de hecho nos educaste con una cultura de paz, de paz tanto en nosotros mismos para con los demas.

Pero sabes a veces el conocimiento te da asco, te da asco el saber como vs alabas a la gente q realmente se dio verga por una causa y que dejo de comer, dejo su familia, dejo su vida, y ahora el nombre de una causa no es mas q sinonimo de corrupci{on para mi.

Se q no es bueno opinar sobre algo q no se sabe, pero hay qasumir posturas no arremeter en contra de algo de loq no sabes mas de loq has leido de libros que te ilustran el mounstruo de la guerra, de como destruye y arrasa con todo.

Pero ahora es dificil asumir una postura, asumir una postura dentro de un grupo de bichos que se autodenominan revolucionarios, pero bajo la menor oportunidad dan una demostración de la pobreza de criterio, de su falta de carácter, no es facial asumir una postura sabiendo que ya no cuesta tu vida, que ahora nos hemos alejado del fin del ser humano: el humano, que esta sociedad nos ha convertido en una masa sin sentimientos, sin preocuparnos por los demas, acaso parte de la evolución ser individualista.

y yo me pregunto si yo me siento de esa forma... como te sentiras vos viejo que tuviste que ver muchos rostros decir adios, que muchos de los nombre escritos en una piedra negra poseen un rostro, de como tu corazon se invade al ver este El Salvador, de como perdes tu fe al ver q no alcanza.

revolución?

definime eso o q nuestros amigos del freente lo hagan, o mejor aun busquemos el dia q ARENA sea definitivamente un partido dedicado a la gente, mientras tanto... es dificil asumir una postura... asi como fue dificil mantenernos alejados a mi hermana y a mi de el mountruo de la guerra, asi de dificil es mantenerse alejado de el mounstruo de la conformidad.

Nuestra revolucion no es en contra de un estado totalitarista, es en contra de la cultura de la conformidad en que lastimosamente todos hemos caido.

viejo gracias por todo, gracias por darme este carácter y por mantenerme alejado de la guerra, pero que lastima que de las consecuencias solo pocos se libraron.

Carlos Alberto Minero Mendoza dijo...

Que te diré Chato... sólo que la próxima vez que comentés, te asegurés de que no esté identificado, porque entonces aparece como que yo mismo lo he hecho. Te amo